Despedida de Maru

Como todo turista que se precie, uno suele hacer las compras de regalos y souvenirs el último día del viaje yendo a toda prisa de un lado para otro y pensando si nos dejamos a alguien en el tintero y Maru no iba a ser menos. De un lado para otro hemos ido Lucero y yo para acompañarla en esta ardua empresa en la que he visto mermadas mis fuerzas más que en cualquier otra excursión que haya hecho en Colombia. Es broma, Maru, no me hagas caso.

Ha sido un día donde toda nuestra atención se le ha dedicado a ella. Hemos tenido una agradable visita y hemos comido arepas de huevo, tamales de pipián y pan de bono. Cuando quedaba poco para que su autobús saliera para Bogotá, le ha entrado la nostalgía y ha intentado, en balde, conseguir un avión para poderse quedar una noche más. Todos hemos andado con prisas, comiendo, averiguando información y, finalmente, acompañándola a la terminal. La tristeza de dejar el país en el que nació y vivió muchos años se ha visto refejada en su rostro. Se ha despedido de los suyos y me ha deseado lo mejor en mi camino.

No puedo evitar tener la mente ocupada y sentir ese cosquilleo al pensar que pronto emprenderé mi viaje en solitario sin mi gran compañera Maru. Ella ha sido una agradable compañía en todo momento, nunca ha flaqueado y ha estado sonriente, cosa que a uno le llena de energía y fuerzas para estar a su altura. Hemos compartido las 24 horas de los 18 días en los que hemos pasado muy buenos momentos. Momentos para todo: charlar, caminar, rumbear, tomar, reir, disfrutar, recordar… Ella me ha presentado a toda su familia la cual me ha hecho sentir muy cómodo en Colombia. Comodidad que no encontraré a partir de ahora, o por lo menos en menor medida. Me han malacostumbrado y me han tratado con mucha hospitalidad y amabilidad. Me llevo muy buenos recuerdos. Estar con ella ha hecho más fácil conocer el país y la gente que ahora llevo en mi corazón y, también, me ha facilitado que pudiera volver a ver a mi gran amigo del alma, Carlos. Sin duda, te echaré de menos, Maru. Nos vemos en España.

Anuncios

One Response to Despedida de Maru

  1. Maru dice:

    ¡¡Tumbalocas!! Me vas a hacer llorar, bueno, me has hecho llorar. Para mí ha sido genial compartir contigo, descubrir un nuevo Richy( que me ha sorprendido para bien), y ha sido genial dejar que conozcas un poquito de la tierra de Carlitos y mía. MUCHO ÁNIMO EN TU AVENTURA, sé optimista, no te quiero de vuelta en España por lo menos hasta abril. UN BESAZO.

    Feliz entrada en Ecuador.

    Lala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: