La laguna Quilotoa

He dejado el hotel en el que me hospedo. Úna vez más me dejé llevar por los comentarios de la Lonely Planet con la idea de conocer algún mochilero y no ha sido así. Si lo llego a saber voy al hotel de Claudio, Hostal Backpackers inn, en el Mariscal, donde hay más mochileros, más movimiento y lugares donde tomar una birra porque, señores, ayer no pude tomarla debido a que no pude contactar con el peruano. Al menos así, he podido levantarme temprano para hacer la ruta Quilotoa.

El taxi del hotel me han llevado a la terminal del sur por 7$. Al parecer, antiguamente las terminales estaban más cerca pero ahora se ha de tener en cuenta que entrar en la ciudad de Quito supone el precio del autobús mas unos 7$ del taxi. Una vez en la terminal, he cogido un autobús a Latacunga (1,70$, 2 horas). No confundir con ‘La Chatunga‘ de Luís Aguilé como bien podrían creer mis amigos David y Allona o mis excompañeros de curro y amigos Manuel e Ismael (aprovecho para saludar a mi fan número uno, Ramón Quevolsquefagesca). No ha sido mi viaje más cómodo porque mi compañero de asiento, un tanto obeso, no me ha dejado moverme demasiado. Latacunga es un buen puento de inicio para ir a visitar el Parque Nacional Cotopaxi y, también, para hacer la ruta Quilotoa, la cual que me he decidido hacer. Al llegar a Latacunga, he cogido uno de los pocos autobuses hacia Quilotoa a las 12:00 con la intención de hospedarme en uno de los hostales que ofrece la comunidad Quechua. En el mismo autobús, he conocido a Julio, Maritza y Evelin, de Quito. Ellos, como yo, querían ir a Quilotoa. Hemos conversado amistosamente sobre cosas que hay que conocer de Ecuador y, finalmente, me han invitado a unirme a ellos en la acampada al borde de la laguna Quilotoa, cosa que me ha parecido una gran idea y una buena oportunidad de estar en contacto con la naturaleza. Mientras el autobús iba por serpenteantes y angostos caminos, he comido chugchucara (fritada de cerdo) con mote (maiz cocido). Teniendo en cuenta lo facil que es para mí marearme, aun no entiendo como he sido capaz de digerirlo.

Por fin, hemos llegado a Quilotoa, sólo queda subir a la cornisa del cráter de un volcán extinto para posteriormente descender a la laguna, interna en el mismo. A medida que ascendíamos hasta la cornisa, la emoción me embargaba (puedo decir que hasta he podido oir redobles de tambor) cuando por fin he podido contemplarla en toda su magnificencia, la laguna Quilotoa. Hemos bajado 400 metros de altura en más de media hora por un camino muy duro de arena y con todo el peso de las mochilas y las provisiones. El agua de la laguna parece tener muchas sales por lo que no hay vida y en la orilla, arena de playa a pesar de que estamos en el corazón de Ecuador. Al llegar, hemos comido, montado la tienda de campaña y encendido una fogata. Pensaba que hacer una fogata era fácil de hacer, fácil de encontrar leña, fácil de encender y fácil de mantener encendida. Nada más lejos de la relidad. Ha anochecido y estamos orgullosos de nuestra fogata en la que hemos podido resguardarnos del frío y calentado nuestra cena. Ha hecho una noche espléndida. Estar a orillas de la laguna Quilotoa ha sido una de las mejores excursiones que he hecho en mi vida, una auténtica maravilla en muy buena compañía, riendo y charlando de nuestras cosas.

Anuncios

4 Responses to La laguna Quilotoa

  1. Hermes dice:

    CDM!!!!
    Que pasada, por momentos cierro los ojos y me paraece estar ahi…sera un viaje astral???jajaja
    Ma\ana me voy de Bcn, esta vez he venido poquitos dias y me he dejado a mogollon de amigos por ver, pero por suerte regreso el 17 y podre disfrutar de nuevo de mi gente.
    Creo que necesito hacer un viaje sola como el comer, xq tengo unos bloqueos y unos miedos terribles a ello, y cuanto mas te frena algo es que mas lo necesitas para encontrarte, en muchisimas ocasiones, pero soy una cagona…jijiji
    Me encanta sentirte asi, ahora tu tambien puedes enviar polvo de estrellas o plumitas de angel, no estoy segura…
    TE QUIERO MUCHO MI NI|O!!!
    (besitos de mi husban querido)
    MUACS

  2. Mary dice:

    Pues no pensé que tan pronto ibas a escribir… Pero te felicito.. Es un viaje fantástico y excepcional el que continúas haciendo… Solo te puedo desear lo mejor… Así como también te lo desean tus amigos del Campamento Quilotoa!!!! Julio Eve y otra vez yop!!! Buen Viaje….

  3. karol dice:

    gracias por aclararme un poco el cómo llegar a quilotoa, pero me queda la duda…se puede ir y venir el mismo día? Cierto que hay camionetas al borde del volcán para alquilar y que nos lleve hasta arriba??… por otro lado, te felicito y me encanta oir que haz disfrutado de nuestro país 😀 Karol

    • ricardmunoz dice:

      Disculpa la tardanza. Es posible que ya no te interese mi respuesta aunque tampoco es que pueda ayudarte mucho. Desconozco lo de las furgonetas pero lo que si sé es que hay muy pocos autobuses que lleguen a la zona durante el dia. Unos van en un sentido (Latacunga-Quilotoa-Chugchilan) y otros al revés. Por otro lado, bajar al crater es un momento pero subir puede demorarte una hora. Merece la pena pasar la noche. Si no te gusta acampar siempre puedes alojarte en alguna casa en lo alto del cráter.
      Espero que me informes de tus averiguaciones y de tus impresiones.
      Gracias por interesarte por mi blog. Lo cierto es que tu pais me encantó y espero volver algun dia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: