Flora, pirañas y caminata nocturna

Después del desayuno, el cometido de la mañana ha sido coger ponchos y botas de agua y adentrarnos a pie en la selva desde la laguna. Hemos hecho un recorrido de más de dos horas por caminos enfangados para conocer algunos animales y plantas y árboles utilizados por los indígenas para diferentes fines. Diego nos ha mostrado: el árbol de quinina cuya corteza se utiliza para curar la malaria; diferentes clases de lianas, las gigantes, otras pequeñas útiles para subirse a los árboles atándolas en los pies y otras para hacer el Tarzán; el ceibo, un árbol gigante muy útil para resguardarse una noche y útil para emitir sonidos de socorro; árboles cuya sabia lechosa sirve para quitar dolores estomacales, intestinales y parásitos; plantas anestésicas, aromáticas y de vestimenta; hongos comestibles; savia seca de un árbol para hacer una antorcha; trozos de frutos para hacer silvatos; árboles desnudos, sin corteza, de los cuales no pueden subir insectos ni crecer ninguna planta parasita como las lianas; planats para hacer bolsas para almacenar; plantas donde habitan las hormigas limoneras y que hemos probado ya que son muy nutritivas; nidos de cigarras; frutos del bosque enormes; plantas antisépticas para heridas y picadas de tábanos ya que dejan sus huevos; y por último, la liana plana del curare que se utiliza  para paralizar a las presas.

De vuelta, hemos ido remando en canoa hasta el campamento para almorzar. Por la tarde, remo en mano hemos llegado hasta una zona propicia para pescar pirañas con pollo crudo como cebo y nos palos con sedal y anzuelo a modo de caña. Parecía que iba a ser una labor imposible al ver como el pollo desaparecía del anzuelo sin darnos cuenta siquiera de la presencia de las pirañas. Al final he podido conseguir pescar dos pirañas medianas que hemos tenido que devolver al río. Es una gran satisfacción ser un novato en esto y ver que se me da bien comparado con el resto del grupo. También es curioso ver colgar una piraña de mi sedal a un palmo de mi cara.

Antes de cenar, hemos hecho una pequeña caminata nocturna para conocer algunos animales de la noche, algunos venenosos, como cienpiés, arañas, ranas, corales e insectos.

Nos quedaba la cena y la tertulia. El cielo está estrellado. Hace una noche espléndida.

Anuncios

2 Responses to Flora, pirañas y caminata nocturna

  1. Maru dice:

    Estás hecho un “superviviente” después de lo que has aprendido seguro que serán aún mejor compañero de viaje.

  2. Maria Juliana dice:

    Uyyy ahora hay que enlistarte además de conocimientos en café, maracas, también la pesca de pirañas. Que buena aventura!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: