El Oasis

Hemos despertado con los primeros rayos del sol y con el canto de los pájaros. Amanecer con las vistas de una ladera del cañón es precioso. Una vez desayunados y habiendo tomado el té de coca, hemos comenzado el pequeño recorrido programado para hoy, 3 horas sin demasiados desniveles. Mientras caminábamos hemos podido ver en el cielo un fenómeno extraño. El sol tenía un aura enorme imagino que a causa del reflejo del la luz en cristales de hielo suspendidos en la atmósfera. De camino, hemos pasado por un par de pueblos y en uno de ellos, Malata, hemos tomado chicha fermentada y hemos conocido un pequeño museo de útiles agrícolas y piezas textiles típicas de la región. Al final de la visita se podía dejar una propina en una bolsa hecha con escroto de toro.

Hemos seguido caminando hasta llegar a nuestro destino, Sangalla, donde se encuentra un oasis en fondo del cañón. Dicho oasis es un campamento lleno de cabañas destinado al descanso y disfrute de los caminantes. Hay una piscina de agua templada, una tienda y una gran superficie de plantas preciosas y cesped el cual ha sido nuestro lugar de ocio y decanso en lo que restaba de día. Sin demasiado estrés, nos hemos bañado en la piscina, hemos tomado cervezas, hemos jugado a las cartas y hemos reído hasta la saciedad. El grupo cada vez está cogiendo más fuerza, más confianza, y se nota el principio de una bonita amistad entre todos nosotros.

Allí, he conocido a tres catalanas (Inés, Júlia y Iosune) que también estaban haciendo el trekking y conociendo la parte más turística de Perú. La spobres estaban algo cansadas después de su larga caminata y es que, lo que nosotros hemos hecho en dos días, ellas lo han hecho en uno.

A la noche y después de cenar, mi grupo y yo nos hemos conocido un poco más hablando de nuestras vidas y viajes habidos y por haber. Es posible que alguno de nosotros nos volvamos a ver en alguna ciudad de nuestros itinerarios, cosa que me parece estupendo. Hemos contempado una vez más el cielo lleno de estrellas que incluso hemos utilizado como suelo para bailar salsa tumbados en el cesped. Relajados y en medio de la naturaleza, nos hemos ido a dormir. Mañana partiremos con el crepúsculo matinal y debemos estar descansados.

Anuncios

2 Responses to El Oasis

  1. Maru dice:

    Qué delicia todo lo que describes. Vaya día más completito: cultura, naturaleza, ejercicio, diversión, buena compañía…. Genial!!

  2. Maria Juliana dice:

    Coincido con Maru. El plan completo… apuesto que habrán más dias que serán asi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: