El Valle Sagrado

Medio dormido, he ido a mi encuentro con la agencia para hacer el tour por el Valle Sagrado. Me he encontrado con algunas caras que estuvieron en el city tour de ayer y muchas otras nuevas. Si quisiera hacer por mi cuenta todo lo que hemos visto hoy me demoraría mucho más tiempo. Además me parece razonable hacerlo por los 20 soles que me ha costado. Pero, por las prisas,  no es tan ideal.

La primera parada ha sido Pisac. En lo alto de una montaña se puede caminar por toda una ciudadela inca que se encuentra a los lados de varias terrazas escalonadas con forma de arco y utilizadas entonces para la agricultura. La vista es impresionante y lo cierto es que quita el hipo. También forma parte del complejo un cementerio saqueado en la ladera de una montaña y los sistemas de regadío que practicaban los incas. Como cualquier tour que se precie, la visita ha sido rápida para mi gusto. La verdad es que merece la pena estar varias horas paseando entre la ciudadela y el centro de ceremonias sin dejar de ver las enormes terrazas e imaginando cómo vivían entonces. Una vez más, no podré volver a visitarlo por segunda vez con el boleto turístico del Cusco.

La segunda parada ha sido en Urubamba para comer. Me he ido a comer con dos chicas que he conocido en el bus: Marta de Sant Andreu de la Barca (España) y Olívia de Castellón que están conociendo parte de Perú después de haber hecho un voluntariaso durante unos días en un barrio conflictivo de Lima. Interesante labor por su parte.

La tercera parada ha sido Ollantaytambo donde al entrar al pueblo se pueden ver casas, hoy en día habitadas, construidas encima de ruinas incas por descendientes de los mismos. A parte, el yacimiento es un lugar escalonado y de gran altura constuido con motivo de descanso para los incas. En lo alto se encuentra el centro de ceremonias que nunca fue terminado. Inmensas piedras fueron llevadas allá desde una cantera muy lejana cosa que hace más increible su forma de proceder. Al otro lado del río, a lo lejos, se puede ver lo que parece la cara de un inca tallada en la montaña. También se pueden hacer otro tipo de excursiones por la zona como visitar la cantera inca, cosa que no hemos hecho.

Algunas personas se han quedado en Ollantaytambo para coger el tren en Aguas Calientes y acceder desde allí en tren al Machu Picchu, metodo bastante caro para turistas. Yo intentaré hacer la alternativa barata para llegar en unos días.

La cuarta parada para los que hemos vuelto a Cusco ha sido Chinchero. Es una aldea andina a 3800 msnm que combina unas ruinas incas con construcciones coloniales como una bonita iglesia sobrecargada con adornos particulares.

De vuelta a Cusco, he podido ver una procesión con bailarines ataviados con típicos trajes. No sé a qué se debía pero he reconocido a gente disfrazada de majeños, arrieros comerciantes que portan bebidas alcohólicas. Más tarde, he quedado con Inés, Júlia y Iosune para hacer unas cervezas en el Le Nomadé. Incluso un narguile de manzana (pipa de agua) que tantos recuerdos me trae de Estambul. Un besote Arantxa. Hemos estado en bares como el km.0 y el 7 angelitos y escuchado música en directo de rock y latinoamericana. Hemos hecho amistad con Jose y Cesar, integrantes de La banda sin nombre. Después de unos bailes y a las 3 de la mañana he marchado al hostal.

Anuncios

One Response to El Valle Sagrado

  1. Arantxa dice:

    sabes q yo no hago más q ver sitios con lámparas de cristalitos??? tb me trae muchos recuerdos!
    gracias x ese viaje tan maravilloso!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: