La alegre ruta del vino en bicicleta

Si por algo es conocída Mendoza es por su gran producción y calidad de vinos. Por ello me he dispuesto a conocerlos llendo a Maipú en un autobús que he tomado en la terminal. En Maipú hay numerosas casas que producen productos vinícolas, olivicolas y otros artesanales como licores y dulces. Una vez allá me han recomendado que fuera a la agencia Mr. Hugo al que los autobuseros conocen por ser una seria empresa que alquilan bicicletas para hacer el camino entre bodega y bodega más ameno y rápido pues hay mucha distandia entre un lugar y otro ($30Ars todo el día). Allá me han ofrecido un mapa con algunos de los lugares a visitar de los cuales me han aconsejado algunos y yo he escogido entre ellos. Me van a tener que disculpar todos aquellos a los que el rollo que voy a soltar les pueda resultar soporífero pero, sobretodo y antetodo, quisiera pedir disculpas a aquellos entendidos en la materia por mi gran ignorancia y por los errores que puedan haber y que a continuación expongo.

Primero he ido a visitar el Museo-bodega La Rural (gratis) donde me han explicado los procesos del vino que producen allá. Los montones de racimos son acumulados en una piscina con un sinfín que arrastra la uva hasta un hueco donde cae y es despalillada. Más tarde, una prensa neumática extrae el mosto que es llevado a un depósito de acero inoxidable de dobl ecapa y refrigerante (15ºC para el blanco y 25ºC para el tinto). En éste se echan anhídridos sulfurosos y levaduras para que fermente un tiempo. En el caso del vino blanco está muy poco tiempo en la cuba y la capa de piel y semillas baja al fondo. En el caso del vino tinto está más tiempo y la capa sube a la superficie debido al CO2. Para evitar eso, el vino del inferior es subido por bombas a la parte superior de la cuba en varias ocasiones. El mosto de la uva tinta es blanco pero es la semilla y la piel la que le da ese tono rojo y los taninos pertinentes que varia dependiendo de la uva y del tiempo de exposición. El crianza y reserva se conserva en barricas durante un tiempo en las que entra algo de O2 por los poros. Esto es algo que le aporta al vino algunas partículas que le dan propiedades de conservación natural que permite tenerlo en botella más tiempo. El vino joven se toma como máximo en 2 o 3 años porque no mejora con el tiempo. Para finalizar la visita, hemos degustado un vino joven malbec.

La siguiente parada ha sido la la casa artesanal A la antigua ($10Ars) la cual se dedica a producir productos como los chocolates, embases de hortalizas especiadas, licores, dulces, olivadas. Conocer el proceso ha dejado mucho que desear pues la casa en nueva y, de momento, no se  producen allí la mayoría de productos. Pero por lo menos la cata ha sido muy interesante. Hemos degustado su aceite de oliva y el vinagre balsámico. Habían salsa pimentón y olivadas de todas clases como las que les acompañaba el queso, berenjena, ajo o ahumada, pimientón. Los dulces a destacar eran el dulce de leche con coco, almendra, café o chocolate, dulce de calabaza y mermelada de fruta con ron. Entre las bebidas y licores se encontraban el licor de dulce de leche, el de chocolate, absenta, ron y whisky. Por último hemos probado el chocolate blando y negro con avellanas. Muy rico todo.

Me he ido a la otra punta del pueblo, a unos 9km de distancia, para visitar una casa de productos olivícolas, Laur ($10Ars). Dicha casa se fundoó en 1906 por el francés del mismo nombre. Allá nos han explicadi qye de 196 especies de olivas se utilizan 4 en Laur. Aquel aceite que se produce con ellas y que tiene una acidez menor a 1% es el aceite virgen extra, del 1 al 2% es el aceite virgen y con más del 2% de acidez es el aceite común. Se hace aceite con olivas negras que son muy ácidas pero para que sean comestibles las mezclan con otras olivas. En esta casa se recogen 100.000 aceitunas al día que producen 16.000 litros de aceite. El proceso inicial a seguir es el de separar la uva, lavarla, triturarla y tratarla en una termoamasadora. La oliva es 50% agua y 50% aceite y de este aceite hay parte de sólido y parte de líquido. Es por esto que primero se pasa la pasta de oliva por una centrifugadora que por movimiento separa el caroso (sólido de la oliva) que se reutiliza como combustible en otras tareas. Después se pasa el líquido por otra centrifugadora qu epor densidad separa el aceite del agua (que es reutilizado en el riego). El aceite se deja dos meses en piletas donde madura su sabor y, posteriormente, es filtrado y embasado. Un aceie cerrado puede durar unos dos años pero uno abierto es recomensable consumirlo lo antes posible. Si se introduce en el refrigerador una botella de aceite y se convierte en manteca es que es bueno pero si no lo hace es que le han añadido productos químicos que no interfieren en la calidad. Al final de la visita hemos degustado productos de la huerta especiados de los que destaco los tomates rehidratados con aceite de oliva y ortas especias.

La última visita ha sido a la bodega Familia Tomasso ($10Ars)una casa de 4 generaciones de enólogos en su haber. Nos han mostrado las antiguas bodegas de ladrillo con aislante de cera de abeja que se utilizaban antaño y nos han explicado algunas cosas como que el vino joven, que no ha estado en barrica, tiene más acidez y es más picante. La madera de los robles en la que se conservan los vinos hace que absorva esa acidez. Y por cada año que haya estado en barrica puede estar 6 años en botella. Nos han explicado la anegdota del vino del siglo, Lagarde Semillón 1942, que fue un vino olvidado en una barrica que fue descubierto años más tarde y del que, aunque en un principio los descubridores lo trataban de vino malo, se consideró el mejor vino del siglo ganando así un premio. Hemos hecho una interesante cata de vinos: el primero un cabernet sauvignon joven algo ácido; el segundo, un malbec roble (6 meses en madera) más suave, afrutado, con postgusto en el cual se nota el sabor a madera; el tercero, un malbec premium (1 año en madera) más oscuro y denso y el cual perdura más tiempo en boca; el cuarto y último, un vino dulce que no sabría definir pero es un tipo moscatel.

Sin duda ha sido un interesante día aunque me quedo sin veruna bodega más que quería visitar. De todas formas, es mejor así porque no e splan de volver zigzagueando con la bicicleta como hacern otros turistas embriagados. Menos mal que tienes el respaldo de la policía que vela por ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: