No puede haber un día peor

No puede haber un día peor que este. He llegado a la terminal sur de Quito a las 7:00 y he tomado otro bus que salía hacia Tulcán (5$, 5horas) inmediatamente después. En el bus, he visto al hombre que me invitó a comer ayer en Huaquillas y he conocido a Andrés, un chico de Medellín. Una vez en Tulcan he intentado hacer el mismo procedimiento que hice cuando pasé esta frontera (a la inversa) hace más de 3 meses pero no ha sido tan fácil. He tomado un taxi para que me llevara de Tumbes a la frontera pero ha ocurrido lo peor, el conductor me ha asaltado. Me habían informado de este tipo de actos en esta zona pero no esperaba para nada que me ocurriera a mí y ahora. Con agresividad y rapidez, me ha robado la mochila donde tenía todo el dinero que tenía, mi cámara de fotos y mis documentos. Por suerte, mi tarjeta de crédito la tenía escondida en mi zapatilla deportiva. Al salir del vehículo se las ha arreglado para que no viera la matrícula en ningún momento y me ha dejado tirado en la carretera. Nunca había pasado tanto miedo. Por un momento, temía lo peor.

Latiéndome el corazón a mil por hora y sin capacidad de pensar, me he quedado paralizado durante un buen rato. Al fin he concluido que tenía dos opciones. La primera era denunciarlo, ir a la embajada española para hacer de nuevo mis documentos y partir a Cali pero para ello me iba a demorar mucho tiempo y yo quería pasar fin de año con mis amigos. Así que he optado por la segunda opción que era pasar ilegalmente la frontera teniendo en cuenta el poco control que hay. Me parecía una buena idea ya que mi viaje de vuelta a España dentro de dos semanas será desde Quito (Ecuador). Entonces haría como si nunca hubiera salido del Ecuador y ya arreglaría los papeles antes de tomar el vuelo. Pero esto no iba a ser tan fácil. Una vez he atravesado la frontera furtivamente, he tomado un colectivo hasta Ipiales, el primer pueblo de Colombia en la frontera con Ecuador, pero al llegar me esperaba un coche de la policía que me había seguido después de observar mis sospechosos movimientos. No me podía creer la mala suerte que estaba teniendo. El corazón casi se me salía por la boca. He intentado explicarme pero han hecho caso omiso de todo lo que decía, me han metido en el coche como un delicuente y me han llevado a comisaría donde me han enrejado. Puesto que no tenía forma de identificarme, me han dicho que el proceso de excarcelación iba a ser largo. Estaba desesperado. Lo que menos me esperaba es estar encarcelado en un cuartelillo de la policía de Colombia junto con otros indeseables de los cuales no quería ni pensar por qué estaban allá. Estaba muy nervioso y he estado dando vueltas por la celda de un lado para otro hasta que he conseguido irritar a uno de los presos, al que más mala pinta tenía. Me ha empezado a gritar y a exigirme que me sentara y yo he obedecido como un corderito. Sin querer llamar la atención más de la cuenta, pues no sabia cuando iba a salir de allí y los policías no me decían nada, me he quedado sentado en un rincon intentando relajarme. Un hombre pelirrojo que estaba sentado a mi lado y que se ha presentado como Moz ha empezado a hablar conmigo y ha intentado tranquilizarme pero el mero hecho de que me hablara ha hecho que me pusiera más nervioso. Al rato, le he explicado mi caso y me ha escuchado atentamente. Después me ha dicho que él me podía ayudar y que había una manera de salir de allá pero la explicación me ha parecido propia de un cuento de niños o de un loco, cosa qu ele pegaba más a semejante individuo. Yo escuchaba atentamente sus idioteces para no buscarme problemas. Me ha dicho que cerrando los ojos, golpeando los tacones de sus zapotes entre sí constantemente y diciendo en voz alta el lugar donde quería estar haría que me teletransportara para allá. No me podía creer que me estuviera explicando tal estupidez. En ese momento entendí el porqué de su nombre, Moz. Para no ofenderle he accedido a hacer lo que me decía, aunque me sintiera como un tonto. Me he puesto sus zapatos, me he puesto de pie, he cerrado los ojos, he golpeado los talones entre sí y pronunciado en voz alta: quiero estar en Cali, quiero estar en Cali, quiero estar en Cali. Y aquí he aperecido de repente, en el cyber de algún lugar entre Ecuador y Colombia, escribiendo esta chorrada de entrada mientras decido cómo ir a Cali. Un beso a todos.

Anuncios

11 Responses to No puede haber un día peor

  1. Mamá dice:

    Te matoooooooooooooooooo
    Que susto me has dado hasta que he caído jajjj.

  2. nina dice:

    eres muy maloooooooooooo!!! que susto nos has dado!!! estaba dani diciendome que hacer para ayudarte!!! desde luego, pero despues me he dado cuenta del numero del dia y por ahí nos hemos dado cuenta de que era mentira, la inocentada del dia, hemos caido como pardillos, jajajajajaja!!!! bueno espero que llegues pronto a Cali aunque mientras no lo haces seguimos tus aventuras, que son muy emocionantes!!! muchos besossssssssssssssss

  3. ROMI GARCIA NAVARRO dice:

    tu mami te mata y yo te rematoooooooo la cara que debia poner que tu tío me iba preguntando ¿que pasa?y yo nada nada .solo te digo que menos mal que era una broma y que te cuides mucho .

  4. Monica dice:

    Seras flipao despues de ramatarte tu tia voy yooooooooooooooooooo. Pero hasta q no te pille muchos besossssssssssssss.

  5. Carlos Daniel dice:

    No os preocupeis todos los que ya habeis expresado vuestra intención de matar a este INFELIZ. Como yo soy el primero que lo voy a ver, me encargaré de darle todas las hostias que se merece, por ustedes y por mí.

  6. Mamá dice:

    Carlos, elévalas al cubo jaj.
    Besos.

  7. Taxista asaltador dice:

    vigila lo que dices y lo que cuentas… la realidad siempre supera la ficcion… suerte q tienes gente q te kiere y ha construido una gran burbuja de energia q te protege… pero con estas “bromitas” más d uno te arrancará la cabeza!!!

  8. romy garcia navarro dice:

    parece que tienes el patio revuelto ahora nos tienes que compensar con algo bonito que no lo hemos ganado ,una historia de amor o algo asi para que esto no decaiga MUAKKKKKKKKKKK GUAPETON

  9. Ness dice:

    Niñato!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Vaya susto!!!!!!!!! Menos mal que a las pocas lineas me he dado cuenta del día!!!!!!!!!!…ya iba a llamar a la embajada!!!!!!!! Y mira que te dije que no me había especializado en derecho internacional jajajajajajajajajajajaja

    Feliz año!!!!!!!!!!!!!

  10. Allona dice:

    Idiota.
    Menudo susto me he llevado leyendo, y eso que iba pensando “Joer, pero si ya lo ha escrito es que está en un ciber y está bien, no?”
    Feliz año nuevo en todos los aspectos! Deseando verte pronto.
    Un besote!!!

  11. Maria Juliana dice:

    Sólo a vos se te ocurre semejante entrada tan cruel! Siquiera estaba atrasada en mis lecturas de tu blog porque sino me hubiese preocupado mucho…
    Ojalá pronto ingreses nuevas aventuras, que me gusta como escribes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: