La primera impresión de León

Es nuestro primer día en la organización y no ha habido trabajo. Algunos voluntarios han estado fuera como guías para varias caminatas y el albergue parecía desierto. Así que hemos decidido hacer algunas compras y reconocer el lugar.

León es una pequeña ciudad universitaria de 185.000 habitantes fundada en 1524 en el lugar que los indígenas llamaban Nagarando. En esta ciudad de firmo la independencia de Nicaragua de España en 1821 proclamándose capital del estado por unos anos antes de disputarse el nombramiento con Granada para finalmente otorgárselo a Managua en 1858. León es una bonita ciudad colonial con casas coloridas de una sola planta, portales descuidados, vendedores callejeros, tráfico escaso, buenas alternativas de ocio y, aparentemente, segura. Siempre me sorprenderá en los países latinoamericanos ver que, aunque es notable la pobreza, saben valerse por sí mismos. Pero tiene que haber otra cara de la ciudad, una cara más adinerada. Es algo que observe ayer en el bar Via Via al ver tanta gente consumiendo bebida y comida. Si bien es cierto que la gran mayoría era extranjera, también lo es el que hubiera mucha gente autóctona.

El tipo mercado me resulta familiar: los vendedores al servicio de cualquier posible cliente, los puestos de comida en los cuales se venden las mismas cosas, el olor fuerte en la sección de carne sin refrigerar donde acuden las moscas, los precios baratos, los comedores con comidas guisadas y fritas. Me encanta ver a Verónica desenvolverse con tanta soltura por el mercado mientras hace nuestras compras y curiosea preguntando qué es cada cosa. En pocos días, los dependientes van a empezar a llamarla por su nombre: “A la orden, señorita Verónica. ¿Qué desea hoy?”. Hemos comprado varias verduras para cocinar una buena pasta pero la verdad es que no sale a cuenta cocinar. La cocina que tenemos no está preparada por lo que cocinar se convierte en un engorro. Si a eso le sumamos que es más probable que salga más caro cocinar uno mismo que pagando por un menú… me da que poco vamos a cocinar. Otra cara de la ciudad, en lo que a mercado se refiere, es el supermercado donde uno puede encontrar de todo aunque, eso sí, a un precio mayor. Hemos comprado en él un par de cosas aunque es probable que en un futuro también compremos la carne aquí ya que está refrigerada.

Nos han informado de nuestras labores en la organización. Pronto empezaran las caminatas. Es interesante ver el buen ambiente que hay entre los voluntarios y las ganas de hacer cosas por una buena causa. Tengo mucho que aprender de todos ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: