Asesoría

 
 
Servicio de Atención al Viajero Internacional y las vacunas
 
En España, el Servicio de Atención al Viajero Internacional puede encontrarse en muchos Hospitales. Cuesta 35€ por la consulta y las vacunas son gratuitas al ser un servicio de la Seguridad Social, excepto la vacuna de la fiebre amarilla que cuesta alrededor de 18€.
 
En mi caso y por proximidad, he ido al Hospital Clínic de Barcelona. Allí me han informado de los métodos profilácticos de las diferentes enfermedades posibles de contraer en Sudamérica y han atendido todas mis consultas.
 
 
Vacunas
 
Se ha de tener en cuenta que la vacunación de los viajeros depende de las características del propio viajero (edad, sexo, profesión, enfermedades, embarazo…) y de los factores relativos al viaje (país a visitar, tipos de viaje, durada del mismo…). La valoración de estos parámetros permite establecer criteriosde vacunación individualizados.
 
Se requiere un tiempo después de la vacunación para desarrollar una adecuada respuesta inmunitaria.
  Vacunacion
La única vacuna obligatoria para acceder a muchos territorios del trópico es la de la fiebre amarilla. Es necesario llevar consigo el certificado Internacional de Vacunación como el de la foto adjunta. En él sale reflejado el historial de vacunas obligatorias y aconsejadas por el médico especialista.
 
En mi caso, la primera vez me pusieron 4 vacunas, una en cada extremidad. Éstas son para prevenir la tifioidea, la fiebre amarilla, la rabia (primera dosis) y la hepatitis A y B (primera dosis). Una semana después me pusieron la segunda dosis contra la rabia. Me hubiesen puesto también la vacuna contra la difteria-tétanos si no fuera porque ya la tenía de otra ocasión. Un mes más tarde de la primera vez me inyectaron la tercera y última dosis contra la rabia y la segunda dosis contra la Hepatitis A y B. Puesto que la tercera y última dosis contra la hepatitis A y B es dentro de 6 meses, me esperaré a después del viaje para ponérmela.
 
Las coberturas de estas vacunas son de 10 años para la fiebre amarilla, 3 años para la tifoidea, entre 15 y 20 años para la hepatitis A, más de 20 años para la  hepatitis B y sin cobertura para la rabia. 
 
 
La Fiebre Tifoidea
 
La fiebre tifoidea es una enfermedad infecciosa aguda provocada por una bacteria del género Salmonella. En la mayoría de los casos la infección se produce por consumir bebidas y alimentos contaminados. Destacan: la leche, el queso, los helados y otros derivados lácteos, los mariscos que crecen en lugares cercanos a puntos de eliminación de las aguas residuales, las verduras regadas con aguas fecales, los huevos, algunas carnes y el agua. El contagio directo entre el enfermo y las personas de su entorno es posible, pero no frecuente. Las moscas también pueden actuar como transmisores.
 
Se inicia con malestar general, debilidad, pérdida de apetito, dolor de cabeza y estreñimiento. Se mantienen durante unos cinco días, hasta que se inicia el periodo febril con cuarenta grados centígrados. Se deteriora el nivel de conciencia del enfermo, estado conocido como estupor y aparecen lesiones rojas en la piel que pueden permanecer durante 14 días. La evolución puede ser hacia la curación o complicarse con lesiones cardiacas severas, hemorragias gastrointestinales que pueden llegar a la perforación intestinal, alteraciones neurológicas importantes o cronificar la infección, dando lugar al estado de portador.
 
Los principales son controlar a los manipuladores de alimentos y a la conservación de la comida. También tratar adecuadamente las aguas residuales para evitar la contaminación de las aguas de consumo y la educación sanitaria de la población. Las medidas individuales son fundamentales:
  • Higiene básica, como lavarse las manos antes de comer.
  • No comer alimentos preparados en puestos callejeros
  • No tomar bebidas con hielo
  • Abstenerse de tomar infusiones o té en lugares que no gocen de su confianza, a no ser que se hayan tratado correctamente o se hayan preparado con agua mineral.
  • No ingerir productos lácteos, excepto si está completamente seguro de que han sido pasteurizados.
  • Las verduras y hortalizas han de consumirse cocidas y cuando aún estén calientes. Si prefiere consumirlas crudas, debe sumergirlas previamente, durante al menos cinco minutos, en una solución de agua potable clorada con cuatro gotas de lejía de una concentración de 50 gramos de cloro por litro.
  • La fruta debe ser lavada antes de pelarla.
  • Los pescados y mariscos no deben consumirse crudos; deben ser hervidos al menos durante diez minutos antes de su consumo. La administración de vacunas no evita completamente el riesgo de padecer la enfermedad. Sin embargo, existen tres comercializadas claramente eficaces.
  • Vacuna
 
La Fiebre Amarilla 

La fiebre amarilla, conocida también como mal de Siam o fiebre de Barbados, es una enfermedad infecciosa aguda, de rápida evolución, que se transmite por la picadura de mosquitos. Su gravedad puede ser muy variable. Independientemente de su intensidad, una vez padecida se adquiere la inmunidad de por vida. Se manifiesta generalmente en brotes epidémidos de alta mortalidad en las regiones de Africa, América Central y del Sur.

Sólo en los casos más graves aparece la clásica triada de síntomas: ictericia, hemorragia y albuminuria intensa. Durante la incubación, que dura entre tres y seis días, el virus permanece inactivo. La primera fase, que dura entre tres y cuatro días, se caracteriza por fiebre, escalofríos, dolores musculares, cefaleas, pérdida de apetito, náuseas, vómitos y el signo de Faget, frecuencia cardiaca normal en presencia de fiebre elevada. Pasado este periodo el paciente mejora y los síntomas desaparecen.

Aproximadamente el 15 por ciento de los enfermos desarrolla la fase tóxica, en la que la mayoría de los órganos fallan. Esta fase se caracteriza por la reaparición de los síntomas: fiebre, ictericia (tinte amarillo de piel y mucosas), dolor abdominal, vómitos, hemorragias nasales, conjuntivales y gástricas. La presencia de la albúmina en la sangre (albuminuria) indica que los riñones comienzan a fallar, hasta que se produce un fracaso renal completo con la no emisión de orina (anuria). Esto provoca la muerte en unos diez o catorce días en la mitad de los pacientes que entran en esta fase. El resto se recupera sin secuelas.

La vacunación es la medida más eficaz contra el contagio, por lo que la OMS la recomienda para cualquier viaje fuera de áreas urbanas en países situados en zonas de América Central y del Sur y parte del Africa Subsahariana. Debe ser administrada en los centros oficiales de vacunación acreditados por la OMS. Una dosis proporciona inmunidad durante diez años a partir del décimo día de administración. Provoca efectos adversos, como dolor local, dolores musculares o dolores de cabeza y también puede aparecer fiebre. Está contraindicada durante el embarazo, en las personas alérgicas al huevo, en inmunodeprimidos y en niños menores de nueve meses. Otras medidas de prevención son evitar la picadura de los mosquitos y controlar su reproducción.

 
La Malaria o Paludismo
 
mosquito malariaLa malaria es una enfermedad transmitida por mosquitos y se puede contraer prácticamente en todos los países tropicales. Los transmisores son las hembras de los mosquitos del género Anopheles que pican durante la noche (de la puesta a la salida del sol). El responsable es un parásito llamado Plasmodi y es endémica en muchos países visitados por millones de turistas. Cuando una persona resulta infectada presenta un cuadro de fiebre mantenida o en pinchazos, escalofríos, dolor de cabeza y sensación de cansancio. En algunos casos puede llegar a ser mortal.
 
Hay cuatro tipos diferentes de Plasmodi que pueden afectar al hombre: Plasmodi falciparum, vivax, ovale y malariae. El hecho de haber pasado la enfermedad no evita que se pueda volver a pasar.
 
Desde la inoculación hasta la aparición de los síntomas pueden pasar de 7 a 21 días para el Plasmodi falciparum y de días hasta meses para el Plasmodi fivax y el ovale.
 
Al penetrar en zona con riesgo de contraer malaria (paludismo) es necesario ingerir un medicamento en formato de capsulas. En mi caso, me han recetado Proderma 100mg. La pauta a seguir es que cada día se tome una cápsula con el almuerzo y un vaso de agua o zumo. Dicha pauta ha de comenzar un día antes de entrar en zona de riesgo, durante la estancia y los 30 días posteriores. Si se olvida una dosis se ha de tomar cuanto antes y proseguir con la pauta anterior. El tomarlo periódicamente hace que no deje desarrollar el parásito inoculado por el mosquito. 
 
Actualmente hay especies de parásito resistentes a los fámacos antipalúdicos y por este motivo la profilaxis que se tendrá que hacer depederá del país y de a zona visitada (ver mapa de Centers for Disease Control and Prevention), del tipo y la duración del viaje y a situación personal del viajero (enfermedades previas, edad, embarazo…). El consejo concreto se especificrá en la entrevista personal.
 
Pueden surgir efectos adversos en forma de moléstias digestivas (náuseas o diarrea).
 
Hay que tener en cuenta varias precauciones. Con este medicamento la piel puede tornarse más sensible a la luz. Por lo tanto, si se toma el sol, se ha de utilizar protección solar factor 20 (40 para pieles muy blancas). Si se están tomando anticonceptivos orales, se ha de consultar al médico. Se ha de evitar el embarazo mientras se esté tomando el medicamento y durante una semana después. No se ha de tomar este medicamento si se está embarazada o en periodo de lactancia.
 
El hecho de tomar este medicamento no garantiza al 100% la prevención de contraer malaria pero sí reduce en gran medida sus efectos.
 
 
El Dengue
 
mosquito dengueEl Dengue es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos en algunas zonas reflejadas en el mapa de Centers for Disease Control and Prevention. Los mosquitos transmisores son las hermbras del género Aedes (A. aegypti, A. albopictus) de actividad diurna. Es un mosquito que se adapta bien a las zonas urbanas. La enfermedad cursa con fiebre, dolores musculares y articulares, dolor de cabeza, erupción cutánea y en una minoría de casos puede causar manifestaciones hemorrágicas (Dengue hemorrágico). La duración de la enfermedad benigna (Dengue simple) es más o menos de una semana.
 
El virus del Dengue pertenece a la familia Flavivirus y se conocen 4 serotipos diferentes (1, 2, 3 y 4). La infección por un serotipo da inmunidad de por vida frente a aquel serotipo pero no frente a los otros.
 
El periodo de incubación del Dengue simple es de 3 a 11 días. El Dengue hemorrágico es poco frecuente y está muy relacionado con la existencia de infecciones previas de Dengue.
 
No existe ningún tratamiento específico del Dengue. En los casos de Dengue simple, se pueden dar antipiréticos como el Paracetamol y antiálgicos como el Ibuprofeno. Se ha de EVITAR LA ASPIRINA o otros medicamentos con Salicilatos porque pueden favorecer las manifestaciones hemorrágicas. En el caso de Dengue hemorrágico es necesario tratamiento hospitalario.
 
   
Prevención para la picadura de mosquito
 
Para evitar las picaduras de mosquitos:
 
Cubrirse las zonas del cuerpo expuestas a los mosquitos con pantalones largos, camisas de manga larga y calcetines.
 
Evitar el uso de ropa de tonos oscuros porque atraen a los mosquitos.
 
El uso de repelentes cutáneos (lociones, cremas, colonias…) que tengan una concentración de DEET entre 35% y 50%, como el Relec Estra Fuerte (40%) entre otros.
 
Utilizar mosquiteras ( a poder ser impregnadas) cuando se vaya a dormir, recordando que se han de utilizar bien y han de estar puestas todo el día.
 
 
Sida y Hepatitis
 
Las dos enfermedades son de distribución mundialy no son específicas del trópico pese a que en alguno de estos países tienen una extensión y una importancia considerables.
 
Se han de tener en cuenta los mecanismos de transmsión para evitar el riesgo de contagio: a través de relaciones sexuales; a través de transfusiones saguíneas y leche materna; a través de la utilización de instrumentos contaminados (inyecciones, escarificaciones, agujas de acupuntura, navajas de afeitar…)
 
Es aconsejable evitar riesgos innecesarios. En el caso de que sea necesario ponerse una inyección, es mucho más segura la utilización de jerinquillas de un solo uso. En el rarísimo caso que se haya de hacer una transfusión sanguínea, y siempre que sea posible, se solicitará el traslado a grandes ciudadeso a la misma capital. En todo caso, se ha de exigir educadamente que la sangre que se ha de usar haya pasado el control de estas dos enfermedades. Es recomendable el uso de preservativos en caso de relaciones sexuales fuera de la pareja estable.
 
 
Consejos generales 

Se recomienda tener un buen seguro que cubra las eventualidades del viaje, incluyendo la repatriación si fuese necesaria. Normalmente en los viajes organizados ya se incluye pero no es mi caso. Personalmente, he contratado mi seguro con el RACC por la diversidad de servicios que ofrecen y que hacen que esté más tranquilo. Existen varias tarifas dependiendo de la duración del viaje.

Caminar descalzo es un riesgo, no sólo por los posibles traumatismos y heridas, sino porque la entrada de algunos parásitos se produce cuando la piel entra en contacto con tierra contaminada. El calzado cerrado es el que protege mejor de estos tipos de infecciones y es importante escoger el más ligero.

Llegar hasta grandes alturas es un riesgo para las personas con problemas cardíacos i/o pulmonares. Todo el mundo está expuesto a sufrir el “mal de altura” a partir de ciertas altitudes. Los síntomas son: mareo, dolor de cabeza, vómitos y diarrea. Se puede prevenir subiendo gradualmente y por etapas. En casos más graves (afección pulmonar o cerebral) se ha de evacuar al enfermo a un centro asistencial.

Se aconseja que la ropa que se utilice sea cómoda y fresca, y que se lleven fibras naturales (lino, algodón) y de colores claros. Las fibras sintéticas y los colores oscuros captan más el calor.

La exposición a los rayos ultravioletas del sol puede producir lesiones cutáneas a las personas de piel blanca. Los viajeros han de ajustar gradualmento el incremento de los periodos de exposición solar y adoptar medidas de protección como las gafas de sol, gorros y cremas solares del factor adecuado.

El calor y la humedad son dos factores que pueden ser motivo de gran cansancio y extenuación a causa de la pérdida de agua y sales con el sudor y la respiración. Beber líquidos ricos en sales minerales puede prevenir estas circunstancias, sobretodo en el periodo de aclimatación. Hay lugares donde la diferencia de temperatura entre el día y la noche es considerable y es motivo de resfriados si no se previene con el uso de la ropa adecuada. El aire acondicionado de los hoteles produce el mismo efecto.

No es recomendable tocar o jugar con animales. En caso de agresión, limpiar la herida con agua y jabón. Una vez desinfectada, ir lo más pronto posible a un centro sanitario porque, aunque ya se tenga puesta la vacuna contra la rabia, debo recibir un par de dosis más en un plazo de 3 días.

No hay peligro de contraer ninguna enfermedad infecciosa si nos bañamos en el mar. En cambio, hay otros peligros como el contacto con medusasi/o erizos además de heridas i/o irritaciones producidas por el coral. Se recomienda el uso de zapatillas de goma para caminar y nadar por las playas donde pueda haber algún peligro.

Si se usa gafas, se recomienda llevar unas de recambio.

Si actualmente se sufre de algún problema dental es aconsejable hacerse una revisión odontológica antes de irse de viaje.

Se ha de tener en cuenta que al entrar en contacto con otras culturas diferentes a la nuestra es necesario respetar (actitud en los templos, vestuario, fotografía agresiva, etc) para no herir la sensibilidad de la población.

El Jet-Lag es la palabra que se utiliza para llamar al cansancio probocado por los viajes intercontinentales en que la variación de horarios es considerable. El transtorno más frecuente es el del sueño. Se tendría que tener en consideración en el momento de la reincorporación al trabajo.

Para evitar problemas circulatorios en los viajes con avión de mas de 5 horas de duración, es importante tomar bastante agua y hacer ejercicio con las piernas cada 2 o 3 horas. Las personas con problemas circulatorios o embarazadas pueden requerir otras medidas 

 
Diarrea del viajero
 
La diarrea del viajero es la patología más frecuente que sufren las personas que viajan al trópico.
 
Para prevenir la diarrea:
 
Cuidar la higiene personal (lavarse las manos antes de las comidas, lavarse los dientes con agua mineral, no beber agua de la ducha)
 
La fruta es mejor comprarla entera y pelarla cada uno con las manos limpias. La caren y el pescado se han de consumir bien fritos o cocinados y se han de rechazar las formas crudas (normalmente tratadas con limón, sal o ahumadas)
 
Consumir bebidas embotelladas, mejor con gas, de marcas comerciales conocidas. Se aconseja que las botellas se abran delante del consumidor. Es mejor no consumir hielos, ni herlados, ni zumos de fruta de venta en la calle.
 
Si no es posible encontrar agua o bebidas embotelladas, durante un tiempo limitado se puede desinfectar el agua añadiendo 4 gotas de solución de iodo al 2% en un litro de agua y dejarla reposar media hora antes de consumirla. No se debe utilizar este método durante largos periodos de tiempo. Tampoco se debe utilizar si se es alérgico al iodo, si se tiene problemas de tiroides o si se está embarazada. Otra opción es añadir 3 gotas de Bactex (hipoclorito sódico) en un litro de agua y esperar media hora antes de consumirla. También es posible hervirla o utilizar filtros.
 
Para tratar la diarrea:
 
Si la diarrea no produce fiebre, se ha de asegurar una buena hidratación con bebidas isotónicas o agua con sales de rehidratación oral.
 
Es necesario seguir una dieta astringente.
 
Se puede tomar Loperamida 2mg (2 comprimidos después de la primera deposición y un comprimido después de las siguientes hasta un máximo de 8 comprimidos al día durante dos días). Si la diarrea continua después de 48 horas, se ha de consultar un médico.
 
Si la diarrea produce fiebre o sangre en las heces NO SE HA DE TOMAR NUNCA LOPERAMIDA.  Se ha de consultar un médico.
Anuncios

One Response to Asesoría

  1. Carlos Molina dice:

    Hola Ricard que tal ?

    Soy el médico que te vió en urgencias en el Clinico San Carlos. Enviame tu correo para estar en contacto ?

    Como seguiste de la tripa ?

    Un abrazo,

    Carlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: