Sudamérica

24-08-2009 Comienza la aventura

Hace 4 días que salí de Barcelona para pasar unos días con mi familia en Algeciras en la boda de mi primo Álex. Se me hace raro que hoy esté aquí, disfrutando de todos ellos con la traquilidad que eso conlleva al estar rodeado y protegido de los míos, y mañana esté en un país completamente desconocido para mí, solo.

Dentro de unas horas me encontraré en Madrid para coger el vuelo que me llevará al primer destino en mi viaje, Bogotá. En este vuelo me acompañará una buena amiga de hace muchos años, Maru. Ella es colombiana y, al igual que mi amigo del alma Chamo que vive en Cali, seguro que harán de mi estancia algo mucho más cómodo. Comodidad que no encontraré cuando parta hacia Ecuador, cosa que resulta poco alentador. Por otro lado, el hecho de no saber qué me depara el camino ni qué me encontraré lo hace más atractivo y emocionante. Soy consciente que será un camino duro y en ocasiones peligroso pero sabré sobrellevarlo. Mucha gente me ha animado a disfrutar de mi estancia por Sudamérica pero mucha más gente me ha dicho ‘ve con cuidado que es peligroso’. Si no fuera porque no me gusta tener prejuicios, seguro que ahora mismo estaría temblando de miedo.

Me quedo sobretodo con el cosquilleo que recorre mi cuerpo que es el resultado de sumar la satisfacción por haber tomado la decisión de marchar, la incertidumbre de no saber qué me encontraré, las ganas de empezar y el hecho de comenzar una nueva etapa que, aunque corta, será sin duda satisfactoria.

También quería disculparme por no despedirme de algunas personas a las que quiero. Por varios motivos, entre los cuales que soy un desastre, no he encontrado tiempo para hacerlo. Mis primos y mis amigos de Barcelona, Esparreguera, Sant Boi, Sant Climent, Badalona y Valencia. Un beso enorme a todos.

A toda mi gente, decirles que no se preocupen demasiado por mí. Estaré bien. Iré metiendo entradas en este blog para que sepan de mí. Es posible que haya días que esté de excursión y no pueda conseguir internet por lo tanto no podré meter entradas. Lo haría lo antes posible. Espero que a la vez que que yo escriba, reciba mensajes de ánimo o consejos para mi camino.

Son sólo 4 meses, así que nos vemos en breve.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: