La entrada más corta

25 octubre 2009

Poca cosa he hecho hoy. Me he despertado a las 10 y no me encontraba muy bien. Imagino que por el sueño, la resaca y por algo que habré comido. He ido a averiguar mis alternativas para ir a visitar el Machu Picchu y ya me he decidido. He comido algo decente y he ido a tomar una manzanilla al km.0 mientras charlaba con una de las camareras, Hilaria. Espero encontrarme mejor. Hacía más de un mes que no tenía problemas intestinales.

Anuncios

Un poco de historia Inca

24 octubre 2009

Inés, Júlia, Iosune y yo habíamos quedado con César, uno de los integrantes de La banda sin nombre, a las 10 de la mañana en la iglesia de San Blas para ir a visitar el Salapunco (templo de la Luna) y hacer un recorrido por allí. El chico no se ha presentado así que cada uno ha ido por su lado.

Con la intención de conocer algo más Cusco, he hecho mi primera parada en una contrucción hecha encima de unas ruinas incas en el barrio de San Blas. Estas ruinas tienen en particular que hay una piedra tallada de doce esquinas encajada perfectamente con el resto y, en otro lado, la forma de un puma que, con todos los respetos, es mucho imaginar. Paseando por Cusco he llegado al monumento Pachacuteq que, evitando comentarios del ridículo museo, es inmenso y bonito tanto la etructura de piedra como Pachacuteq en bronce. También hay algo interesante y es la historia de todos los incas.

El fundador del imperio en Q’osqo (Cusco) alrededor del 1200dC es Manko Qhapaq, considerado personaje de leyenda ya que no está probada su existencia. Se dice que nació de las espumosas aguas del Titicaca aunque hay otras leyendas. Los siguientes inkas reales ordenados cronológicamente y según descendencia o familia son: Sinchi Roq’a, Lloq’e Yupanki, Mayta Qhapaq, Qhapaq Yupanki, Inka Roq’a, Yawar Waqaq, Pachakutiq, Inka Yupanki, Tupaq Yupanki, Wayna Qhapaq, Waskar y Atawallpa, acabando así el imperio inca en 1533 por los colonos españoles.

El noveno emperador inca, Pachakuteq fue el primero en expander su imperio hacia otras tierras. Hizo de Cusco una gran ciudad diseñánsola con forma de puma del cual la cabeza son las ruinas de Saqsaywaman que visité hace dos días. Generaciones más tarde y cuando Wayna Qhapaq dividió su imperio en sus dos hijos, Wascar en Cusco y Atawallpa en Quito, el imperio se dividió también ocasionando guerras civiles para el control total ganando Atawallpa. Ocupado, él, con sus ansias de dominio fue suficiente distracción para que Pizarro conquistara a los incas con facilidad. Después de conseguir suficiente oro y plata por el rescate, fue asesinado después de ser sometido. El siguiente inka, Manko Qhapaq II, fue un títere en manos de los colonos hasta que se reveló no consiguiendo por poco recuperar su imperio aniquilando a todos los españoles. Pero éstos últimos, se refugiaron en Saqsaywaman resistiendo el ataque.

He contemplado la estructura de varias iglesias y me he parado en el Mercado Central. Es un mercado enorme con productos de todo tipo. Algo que siempre ha hecho gracia en todos los mercados que estoy viendo en mi viaje, es que siempre hay una zona de comidas. La gente se apelotona para comer en bancos de infinidad de puestos de venta de comida. La gente acude a estos sitios por lo económico de los menús auque no es muy agradable comer codo con codo con otra persona, en mostradores sucios, comida expuesta delante tuyo y con métodos de cocina no muy bien vistos. Como hacía tanto tiempo que lo meditaba, me he animado a comer en un puesto de éstos. Por 3,5 soles (menos de 1€) he comido copiosamente un salteado de lomo con arroz, patatas y huevo. i supero esto, podré comer en cualquier lado y cualquier cosa.

Hoy se celebra en Cusco alguna de las festividades del Señor de los Milagros. He ido a la plaza de Armas donde un grupo de música tocaba música andina, la gente bailaba y habían fuegos artificiales. Lo particular de estos fuegos, dejando de lado los conocidos cohetes, son las estructuras hechas de cañas que construyen a modo de torres. Estas torres tienen mecanismos que hacen que se muevan algunos componentes probocando un espectáculo pirotécnico. Imagino que debido a la festividad y a la hora de la misa, la entrada a la catedral era gratuíta. Es una catedral preciosa con un Cristo negro y hermosas esculturas, arquitecturas y pinturas. Una pintura digna de contemplar es la Última Cena donde Jesús y los apóstoles comen cuy y un pan grande, beben chicha morada y Judas tiene la cara de Pizarro.

He vuelto a ir al Km.0 para ver tocar de nuevo a La Banda sin nombre. He pasado un bue rato y he conocido a dos chicas de Salamanca y 5 de Barcelona. Se nos ha hecho de día y he llegado al hostal a las 5:30 am.


El Valle Sagrado

23 octubre 2009

Medio dormido, he ido a mi encuentro con la agencia para hacer el tour por el Valle Sagrado. Me he encontrado con algunas caras que estuvieron en el city tour de ayer y muchas otras nuevas. Si quisiera hacer por mi cuenta todo lo que hemos visto hoy me demoraría mucho más tiempo. Además me parece razonable hacerlo por los 20 soles que me ha costado. Pero, por las prisas,  no es tan ideal.

La primera parada ha sido Pisac. En lo alto de una montaña se puede caminar por toda una ciudadela inca que se encuentra a los lados de varias terrazas escalonadas con forma de arco y utilizadas entonces para la agricultura. La vista es impresionante y lo cierto es que quita el hipo. También forma parte del complejo un cementerio saqueado en la ladera de una montaña y los sistemas de regadío que practicaban los incas. Como cualquier tour que se precie, la visita ha sido rápida para mi gusto. La verdad es que merece la pena estar varias horas paseando entre la ciudadela y el centro de ceremonias sin dejar de ver las enormes terrazas e imaginando cómo vivían entonces. Una vez más, no podré volver a visitarlo por segunda vez con el boleto turístico del Cusco.

La segunda parada ha sido en Urubamba para comer. Me he ido a comer con dos chicas que he conocido en el bus: Marta de Sant Andreu de la Barca (España) y Olívia de Castellón que están conociendo parte de Perú después de haber hecho un voluntariaso durante unos días en un barrio conflictivo de Lima. Interesante labor por su parte.

La tercera parada ha sido Ollantaytambo donde al entrar al pueblo se pueden ver casas, hoy en día habitadas, construidas encima de ruinas incas por descendientes de los mismos. A parte, el yacimiento es un lugar escalonado y de gran altura constuido con motivo de descanso para los incas. En lo alto se encuentra el centro de ceremonias que nunca fue terminado. Inmensas piedras fueron llevadas allá desde una cantera muy lejana cosa que hace más increible su forma de proceder. Al otro lado del río, a lo lejos, se puede ver lo que parece la cara de un inca tallada en la montaña. También se pueden hacer otro tipo de excursiones por la zona como visitar la cantera inca, cosa que no hemos hecho.

Algunas personas se han quedado en Ollantaytambo para coger el tren en Aguas Calientes y acceder desde allí en tren al Machu Picchu, metodo bastante caro para turistas. Yo intentaré hacer la alternativa barata para llegar en unos días.

La cuarta parada para los que hemos vuelto a Cusco ha sido Chinchero. Es una aldea andina a 3800 msnm que combina unas ruinas incas con construcciones coloniales como una bonita iglesia sobrecargada con adornos particulares.

De vuelta a Cusco, he podido ver una procesión con bailarines ataviados con típicos trajes. No sé a qué se debía pero he reconocido a gente disfrazada de majeños, arrieros comerciantes que portan bebidas alcohólicas. Más tarde, he quedado con Inés, Júlia y Iosune para hacer unas cervezas en el Le Nomadé. Incluso un narguile de manzana (pipa de agua) que tantos recuerdos me trae de Estambul. Un besote Arantxa. Hemos estado en bares como el km.0 y el 7 angelitos y escuchado música en directo de rock y latinoamericana. Hemos hecho amistad con Jose y Cesar, integrantes de La banda sin nombre. Después de unos bailes y a las 3 de la mañana he marchado al hostal.


City tour por Cusco

22 octubre 2009

He llegado a Cusco a las 7 de la mañana con las rodillas. En la misma terminal, me han ofrecido una habitación por 20 soles en hostal MachuPicchu, cerca de la plaza de Armas. El viejo hostal es de tipo colonial con balconadas y jardín y la habitación no está mal pero el baño colectivo deja mucho que desear.

He salido para tener un primer contacto con la ciudad. Esta ciudad de 300.000 habitantes situada a 3300 msnm se encuentra en un campo magnético por lo que hay gran energía. Como siempre, lo primero que he visitado ha sido la plaza de Armas con contrucciones coloniales y donde está ubicada la hermosa Catedral y las iglesias del Triunfo y la de Jesus María. Visitando otros monumentos me han ofrecid varios tours de precio razonable. El primero por la ciudad (15 soles, 4 horas) que he hecho por la tarde y el segundo por el Valle Sagrado (20 soles, 9 horas) que haré mañana.

Antes de hacer el city tour, he comprado el boleto imprescindible para poder visitar 16 lugares en Cusco y alrededores (130 soles para el extranjero). Con él, he ido a visitar el ridículo museo de Sitio de Qoricancha con algunas piezas arqueológicas, el museo Histórico Regional algo más interesante y el museo Municipal de Arte Contemporáneo con cuadros y esculturas preciosas. Después visitar el mercado de artesanía del centro y de comer, ha empezado el tour. 

La primera parada ha sido Saqsaywaman, un inmenso terreno de enormes piedras construidas de tal forma que dibujan una gran cara de puma según vista aerea. Hubo un tiempo en que era enorme y precioso pero hasta no hace mucho se utilizaban algunas piedras para otras construcciones sin importar el valor histórico. Hoy en día se celebra allí mismo el Inti Raymi (fiesta del sol en quechua) en el solsticio de verano. Es un lugar para permanecer unas horas paseando y relajándose pero los conocidos tours maratonianos no lo permiten. Lo genial sería poder volver en otra ocasión pero el costoso boleto, aunque personal e intransferible, no se puede volver a usar. Gran problema para el turista y una fuente de ingreso para el turismo de Perú ya que se ha de volver a pagar. Quizás en otra ocasión, en otro viaje.

La segunda parada ha sido Q’enqo donde hay una roca con imágenes grabadas que nadie ha sabido identificar y unos pasillos laberínticos en medio de la roca tallada. Dentro se nota una baja temperatura y, al parecer, era utilizado para conservar alguna momia.

La tercera parada ha sido Pukapukara (fortaleza roja) aunque no es una fortaleza hay una pequeña construcción.

La cuarta parada ha sido Tambomachay, lugar de descanso inca donde emana agua de una fuente. Se dice que si te lavas la cara te rejuvenece, si un hombre la toma tendrá descendencia varón y si lo hace la mujer será muy fértil. 

Como parada opcional hemos ido a ver interesantes bailes andinos al Centro Qosqo de Arte Nativo pero no lo hemos visto entero. Me he ido a tomar algo con Vladimir y Anael, un estadounidense y una francesa. De camino nos hemos cruzado casualmente con Inés, Júlia y Iosune, las chicas que conocí en el cañón del Colca, y se han apuntado con nosotros. Hemos cenado, bebido y bailado en varios locales de la noche como el Km.0, el Ukuku’s Pub y el Mystique. Otra ciudad en la que hay buena vida nocturna.